OSCURA FECHA DE LA FORMULA 1, CIRCUITO DE SINGAPUR EL PRIMERO NOCTURNO

Renovarse o morir. Esa primigenia fórmula de supervivencia viene aplicando la máxima competición automovilística en los últimos tiempos, aun a pesar de que ni su tirón ni sus beneficios se han visto mermados (más bien ha ocurrido al contrario). En esta carrera preventiva contra el temor de aburrir al aficionado, la F-1 ha ido innovando y para ello no le ha importado restringir su enorme potencial, viajar a países exóticos o correr en angostos circuitos urbanos (excepción hecha del de Valencia).

Lo último, lo inminente, es una carrera nocturna. Una idea que ya se ha visto esta temporada en el Mundial de motociclismo, mucho más necesitado de audiencias, con exitoso resultado. El circuito urbano (otro) de Marina Bay, enclavado en la ciudad-estado de Singapur, tendrá el privilegio de albergar el primer gran premio bajo la luz de la luna… y de 1.600 proyectores de luz.

Porque el alumbrado del trazado está tan logrado que los pilotos ya han adelantado que no habrá prácticamente ninguna diferencia entre el evento de este fin de semana y cualquier otra carrera diurna. Con una visibilidad cuatro veces superior a la de un campo de fútbol y 300 veces más intensa que el alumbrado urbano, la ausencia de sol será una omnipresente anécdota.

Un total de 12 generadores con una potencia de 3,2 millones de vatios estarán funcionando a pleno rendimiento durante todo el fin de semana. El derroche de luz conllevará un coste de 30 millones de euros. En un mundo cada vez más concienciado con la defensa del medio ambiente, ésta podría ser tildada de carrera insostenible por atentar contra todas las pautas actuales de ahorro energético. No parece ser un problema para Bernie Ecclestone, patrón de la F1, y las autoridades locales, que se frotan las manos ante el impacto económico previsto: 68 millones de euros sólo en turismo.

Lo que sí puede amenazar el buen discurrir de este espectáculo es la lluvia. Y no por los riesgos inherentes de conducir un bólido a 300 km/h sobre una pista mojada, sino por el temor que albergan los pilotos a ser deslumbrados por los reflejos de las luces artificiales en los posibles charcos.

Hay que ‘no adaptarse’
Como siempre, los conductores son los que sufren en sus carnes los inconvenientes de tanta vuelta de tuerca a la competición. En este caso, el problema viene a la hora de adaptarse al horario local para estar al 100% cuando se apague el semáforo de salida (20.00 hora local / 14.00 hora española).

Lo que hay que hacer no es adaptarse, sino no aclimatarse. Es decir, los pilotos seguirán viviendo según el horario europeo pese a encontrarse en una ciudad que se guía por unos husos que adelantan el reloj seis horas. “Nuestros entrenamientos están programados para que demos el pico de rendimiento por la tarde y, por lo tanto, vamos a mantener nuestro horario habitual para no romper el ritmo”, afirma el piloto de McLaren Lewis Hamilton, líder del Mundial. “Nos levantamos a primera hora de la tarde para desayunar, cenamos a la una de la madrugada y nos acostamos a eso de las tres”, enumera.

A todo esto, hay un campeonato del mundo en juego. Es lo que tiene tanta luz: que deslumbra. Pese a las cuantiosas distracciones, Hamilton (78 puntos) quiere mantener el liderato, un privilegio al que sólo aspira a corto plazo Felipe Massa (segundo en la clasificación con 77). Un poco más rezagado, asoma el BMW de Robert Kubica (suma 64), mientras que los 57 que ha conseguido Kimi Raikkonen se antojan insuficientes para poder optar a renovar su cetro mundial.

Es la presión del campeón que ya no tiene Fernando Alonso, quien sólo corre para sufrir con el lastre del R28 y, a la vez, para disfrutar del pilotaje.

2 comentarios

  1. PODEROSO SEÑOR DON DINERO.es lamentable el derroche de energia,en el estado que hoy se encuentra el mundo.Es la indifernecia de los poderosos,ante las necesidades de una planeta al cual le quedan cada dia menos recursos.
    Sin dejar de lado la ambicion de que “el que mas tiene mas quiere” el dinero se convierte en la obsecion,la unica meta.
    BIEN POR LA FORMULA 1,BIEN POR LOS PILOTOS,QUE DIOS LOS AMPARE EN LA CARRERA,ver la f 1 es un placer.
    MAL POR LOS QUE NADA LES IMPORTA NUESTRO PLANETA,que no comprenden que es lo unico que tenemos para habitar.

  2. Si ya de por sí la Fórmula 1 es un insulto, un ATENTADO contra la naturaleza, una falta de respeto y una pandilla de h.d.p. inimaginable, desde el más pequeño hasta el señor Eclestone.
    Con tanta tecnología y tanto esfuerzo no se les da por usar coches eléctricos, otros combustibles menos perjudiciales, componentes inocuos para el medio ambiente, una política de menor gasto energético en los circuitos, pues no.
    Ahora, aún por encima, un circuito de noche con más de 1500 focos de 2000 watios, a despilfarrar energía por todos lados. PANDILLA DE ASESINOS. unos luchando por salvar el planeta y mientras ellos fumándoselo con toda tranquilidad. Aún por encima a la gente sólo le importa que gane el e-nano o que rompiera pepito o que saliera el safety-car. DESPERTAR, QUE NOS ESTÁN MATANDO!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: